Gin Tónic, la mejor digestión


Nunca he sido muy aficionado a la ginebra, era más de “ronsito venesolano” en los últimos años o del Dyc 8 años con cola en mi época universitaria, pero el verano pasado decidí darle una oportunidad ya que me parecía una bebida muy refrescante y apetecible. Reconozco que los cinco o seis primeros (no en el mismo día, jeje) hasta me costó acabarlos, hasta que empecé a cogerle el puntito al sabor amargo de la tónica con el aroma de la ginebra. Con el tiempo cada uno que me tomaba me sabía mejor y es que, cuando hace calor en verano, hay pocas cosas más refrescantes que un gin tónic bien fresquito con mucho hielo.

La ginebra, originaria de Holanda (qué gran pequeño país), es una bebida alcohólica obtenida a base de un 30% de cebada y cereales, que tras su destilación, se aromatiza con bayas de enebro y otras hierbas. Las plantas de las que se extrae se someten a una destilación especial, casi al vacío.

Al igual que la ginebra, la tónica también tiene su origen en la búsqueda de medicamentos. La compañía Cadbury Schweppes creó en 1783 un remedio popular para luchar contra la malaria, que estaba afectando a la población en la India, que se componía básicamente de agua con quinina, que es el elemento base que elimina la malaria. El sabor amargo de la tónica provocó que los soldados ingleses la mezclasen con la ginebra del lugar, Bombay, dando lugar al famoso gin-tónic. Inglaterra la popularizó ya que el gobierno permitió su libre distribución a la par que sometía a fuertes impuestos a las bebidas importadas. Según palabras de Sir Winston Churchill, “el gin tónic ha salvado más vidas y mentes de la población inglesa que todos los doctores del país”

Nos podemos pasar un buen rato nombrando ginebras ya que hay cientos de marcas. Sin duda, las más populares y variadas son las inglesas: Bombay, Seagram’s (la que bebe la reina madre de Inglaterra con más de 100 años…100 años ella, no la ginebra), Beefeater, Tanqueray, Hendrick’s, Gordon’s, Martin Miller’s, London Gin, Goa, Bulldog…En España también tenemos la nuestra, Larios, que llegó a ser la tercera más vendida en el mundo, cuyo nombre procede del famoso marqués malagueño ya que la fábrica se encontraba en la capital de la costa del sol, aunque actualmente se fabrica en Segovia. Por último quiero destacar las francesas, Citadelle, G’Vine y Saffron (que es anaranjada ya que lleva azafrán), sin duda las más aromáticas de todas.

En cuanto a tónicas las más populares podemos nombrar Nordic Mist, Swcheppes, Q-tonic y Fever Tree, la más glamourosa de las cuatro. Personalmente, me quedo con la Swcheppes, aunque dudo que supiese cual es cual si me las dan a probar con los ojos cerrados.

La verdad es que empecé a lo grande con esto de los gin tónic ya que las primeras copas que tomé fueron de Citadelle y actualmente, junto con Tanqueray, son las dos que más me gustan, pese a ser bastante diferentes.

La receta de la ginebra Citadelle fue desarrollada por una destilería en 1771 en Dunkerque, cuyo puerto era de los primeros de escala en Europa para muchos exploradores que regresaban de Oriente y cuyos buques estaban cargados de hierbas y especias exóticas. Aunque las técnicas de producción han mejorado a lo largo de los siglos, todavía se usan las mismas 19 especias que figuran en la receta original, que le dan a la ginebra un sabor único, complejo, equilibrado y muy aromático.

Esta inigualable variedad de especias proviene de muchos lugares diversos y distantes y se puede observar en la base de la botella: enebro de Francia, cilantro de Marruecos, piel de naranja de México, cardamomo de la India, regaliz de China, pimienta de Cubeba de Java, ajedrea de Francia, hinojo del Mediterráneo, iris de Italia, canela de Sri Lanka, violeta de Francia, almendra de España, cassia de Indochina, angélica de Alemania, granos de paraíso de África Occidental, comino de Holanda, nuez moscada de la India, corteza de limón de España y anís estrellado de Francia.

En cuanto a la preparación de un gin tónic, es relativamente sencillo, sólo hay que hacerlo con cariño, como todo en la vida para que esté bien hecho. Mi receta particular sería llenar primero una copa de balón o vaso de sidra de hielo, remover hasta enfriar el vaso y echar el agua resultante. Lo normal es añadir limón, aunque hay puristas que dicen que te cargas el gin tónic por la acidez de éste. En otros casos le va mejor otro producto, como el famoso pepino para la Hendrick’s. A continuación se puede pasar el limón por los bordes y añadir la ginebra (30%), la tónica (70%) y, por último, decorar con corteza de lima o limón.

Otra opción muy recomendable es que te lo preparen y que tú estés sentado o tumbado en un chiringuito viendo una puesta de sol…qué lujazo, eh?

Ya es veranito, así que…a disfrutarlo !!!

Referencias:

http://www.sibaritissimo.com/ginebra-citadelle/

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Bebida, Productos

11 Respuestas a “Gin Tónic, la mejor digestión

  1. uve

    ¡Hola!
    Quería darte la enhorabuena por el blog y las gracias por mencionar London Nº1 en tu post. Es genial que por fin se le de al gintonic la relevancia que merece 😉
    Me gustaría invitarte a visitar la web http://www.thelondon1.com y a su recientemente estrenada página en Facebook http://www.facebook.com/thelondon1 donde podrás conocer más de cerca el universo que inspira esta fabulosa ginebra premium.
    cheers!

    • Muchas gracias uve !! Nos alegramos que te guste.
      He visitado la web de London Nº1 y me ha parecido que tiene un diseño muy currado y una historia super interesante.
      Sin duda, de entre las ginebras inglesas, una de mis preferidas…

    • Muy interesante Pedro, es una pena que en la mayoría de sitios sólo haya Swcheppes, Nordic o Fever Tree…intentaremos probar el resto, aunque, en algunos casos, los precios sean altos.

      Gracias por tu aportación!

  2. Cindy

    Yo creo que, aunque pienses que no sabes distinguir, cuando te ponen otras tónicas te darías cuenta… En general las nuevas marcas son bastante light, en acidez y en gas, en mi gusto también prefiero sobre todo Schweppes con casi todas (hay una que me chifla, Saffron, que es de color ambarino).

    • Adostiempos

      Hola Cindy,

      Yo también probé la Saffron este verano y me encantó. Eso sí, no es tan fácil de encontrar ni en bares ni en hipermercados…creo que, como no, en el Club del Gourmet la tienen.

      También os recomiendo la Goa, cuyo nombre procede de un pequeño estado de la India.

  3. Winston

    El gin tonic es uno de esos tragos que, más allá de la moda que inunda las coctelerías, es casi eterno. Pueden seguir viniendo marcas de ginebra premium con mil matices, y cada una tiene su nota diferente. Y para sacarles lo mejor, el mixer ideal es schweppes, no en vano inventores de la tónica y todavía fieles a su fórmula después de tanto. Felicidades por el blog.

    • Gracias Winston, me alegro que te guste.
      Como dices, el gin tonic es universal….en cualquier parte del mundo al que vayas puedes tomarte un gin tonic decente….sin embargo, si sales de España, no es tan fácil tomarte un buen cubata de whisky o ron.
      Estoy de acuerdo contigo, he probado varias tónicas, inlcuidas la fever tree y la Q-tonic (a 3 euros el botellín) y mi tónica ideal es la schweppes.

  4. Rocío

    Pues aunque yo no soy nada de ginebra, y pienso que no llegaría a gustarme tras sólo cinco gin-tónics, admito que el relato de Dani no tiene desperdicio. Le dió por el gin-tónic y, como véis, no fue un capricho pasajero…
    Bien contado, Dan.

  5. pacovega

    Qué gran trago el Gin-tonic, llevo años siendo un aficionado a esta combinación. Lo he probado con pepino y está realmente bien, aunque si me los preparo yo no pongo nada, ni siquiera la corteza de limón.
    Un amigo me lo recomendó como trago corto (aproximadamente la mitad del gin-tonic habitual) antes de empezar a comer , y la verdad es que el punto amargo ayuda a abrir el apetito; limpia el paladar y facilita la digestión de la comida.
    Buena aportación Dani.

  6. Gustavo

    Enhorabuena por el blog, me parecen muy interesantes vuestros post. Sólo leyendo el artículo me ha entrado una sed terrible…personalmente soy de Bombay Saphir, pero probaré la Citadelle a ver si me gusta.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s