Un gazpacho fresquito para el calor


En pleno verano, no nos podíamos olvidar de hacer un pequeño homenaje a una de las estrellas culinarias del verano en España, y sobre todo en Andalucía, que tanto refresca cuando aprieta Lorenzo, el gazpacho y sus infinitas combinaciones.

En primer lugar, haremos mención a las dos variantes más conocidas del gazpacho, el salmorejo cordobés y la porra antequerana.

  • La porra procede de la citada localidad malagueña, aquella que da nombre a la famosa expresión “y que salga el sol por Antequera”. Su nombre procede del utensilio que se usaba para prepararla. Se prepara con tomate, pimiento rojo, miga de pan, ajo, vinagre y aceite de oliva virgen extra. Su textura es más espesa que la del gazpacho, llegando a ser casi una crema y se acompaña de huevo duro o atún en aceite (e incluso jamón serrano como el salmorejo). 
  • El salmorejo, típico de Córdoba, lleva solamente tomate, ajo, miga de pan, vinagre dependiendo de la receta y aceite de oliva virgen extra, es decir, prácticamente igual que la porra pero sin pimiento. Su consistencia es también mucho más espesa, casi tipo puré. Se suele acompañar de jamón serrano en taquitos y huevo duro. 

Volviendo al gazpacho andaluz, existen tantas recetas como gente que lo prepara, así que me limitaré a daros mi receta actual, que he ido adaptando con el tiempo en función de mi experiencia e inspiración…que sigue y seguirá evolucionando. Siempre le echo las cantidades a ojo, pero intentaré hacer una aproximación para cuatro personas:

Ingredientes: 4 tomates bien hermosos de ensalada, en rama si os gusta que salga más rojo o tomates raf si los tenéis accesibles, bastante maduros a ser posible (1 kilo más o menos), 1/2 pepino, 1/2 pimiento rojo, ¼ de cebolla, 2 zanahorias pequeñas, un buen chorro de vinagre de módena, aceite de oliva virgen extra, sal y un par de vasos de agua. 

Como veis he eliminado el pan (lo hace demasiado espeso) y el ajo (le da muy buen sabor pero tiene mala digestión) y he incorporado la zanahoria. La preparación es muy sencilla, hay que echar los ingredientes al recipiente donde se vaya a triturar, por ejemplo, la thermomix.

A los tomates se les puede quitar la piel para que quede más licuado (si se hierve el tomate 1 minuto la piel se va estupendamente). Otra opción es dejarle la piel al pepino para que no repita (o eso dicen algunos lugareños). En esta receta, dado que le echo poca cebolla y no le pongo ajo, el gazpacho es de fácil digestión, así que se la quito. El paso más importante, junto con dejarlo el tiempo suficiente en el frigorífico, es dejarlo bien licuado. Normalmente lo suelo dejar unos 4/5 minutos a potencia máxima.

Para mi gusto, el punto perfecto es que se pueda beber pero deshaciéndose en la boca, más líquido que sólido pero sin llegar a ser una sopa fría.

Es muy común acompañarlo con guarnición troceadita: tomates, pepino, pimiento y picatostes. Yo soy más básico y sólo le añado algunos piquitos integrales del Mercadona (los mejores que hay), otro chorrito de aceite y sal de guérande.

Otra variante que utilicé durante un tiempo fueron las frutas. Además de todo lo anterior, añadía un kiwi, fresas o un melocotón. El resultado era parecido con un sutil toque dulce. Os invito a probarlo a ver qué os parece. Últimamente también se ha puesto de moda el gazpacho de cereza dentro de la cocina moderna, por ejemplo Dani García prepara su propia versión, habrá que probarlo…

En cuanto a algún sitio donde preparen un gazpacho extraordinario, os diré que he probado muchos buenísimos, aunque ahora mismo el que se me viene a la cabeza es el de restaurante Ké, en el puerto de Sotogrande.

Y ahora sólo nos queda disfrutar del mes de agosto con un buen gazpacho para empezar y, opcionalmente, un buen gin tónic para terminar cada comida.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Bebida, Productos

2 Respuestas a “Un gazpacho fresquito para el calor

  1. José Matas

    Hola^^
    Tengo que decir que no es salmorejo, si no PORRA ANTEQUERANA, ya que la primera vez que se izo fue en Antequera, los antigüos cuando no tenian mucho para comer y lo utilizaban como pure.
    Un saludo.

  2. Rocío

    Vamos, que se te ve con unas ganas de veranito…. jeje!!
    Doy fe de que la receta de Dani da un resultado estupendo, aunque, eso si, nunca le sale igual, eh?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s