FINDE MADRILEÑO


Aprovechando una visita de fin de semana a la capital, escribo este post resumiendo brevemente lo más destacado culinariamente hablando, por supuesto.

Viernes noche: cena en DisTinto, un gastrobar de la zona de Cuatro Caminos. Me dejé llevar por una crítica de Verema (una sola) y la verdad es que estaba un poco sobrevalorado. El concepto del sitio es comer de tapas variadas del mundo y es cierto que hay bastantes. Optamos por menus degustación de tapas (1 para cada dos, con alguna tapa adicional cuando no eran de compartir) y hubo de todo, desde muy buenas a regulares. Salimos por unos 40 largos con vino y mojito incluido. Veredicto: aprobado sin nota.

Sábado mediodía: Nihil Prius, junto a la Cibeles (previo paseito por el Retiro para hacer hambre). Habíamos reservado previamente un menú degustación por 24 euros con atrápalo (40 euros en local).

Nos ubicaron en la parte de arriba que, aun siendo bastante acogedora, no es la mejor zona ya que disponen de una terraza muy luminosa y agradable. El menú fue correcto sin más, con algún plato bueno, como la tempura de verduras o la ensalada césar y algún otro bastante flojo, como la merluza rebozada del capitán pescanova. Veredicto: por 40 euros le daría un aprobado raspado (me da pena suspender), por 24 euros un bien ya que el sitio es bastante confortable y bonito, y la comida era abundante y correcta.

Sábado noche: cocktail en Bokados (museo del Traje, cerca de Ciudad Universitaria). Se trataba de una celebración de boda en plan picoteo, había tres platos de cuchara para servirse de buffet y un cocinero haciendo mini tortillas sobre la marcha (muy ricas). Además, pasaron unas 20/25 bandejas diferentes con tapitas bastante originales en su mayoría tanto en presentación como en sabor. Recuerdo una fruta de la pasión con una crema de foie caramelizado por encima que, aunque para mi gusto no pegaba demasiado junto, estaba muy rico por separado. Los jardines son preciosos y bien merecerían una visita en cualquier noche veraniega. Veredicto: bien, habrá que probar a ir a comer a la carta.

Domingo mediodía: tras un amago de ir a Sula, finalmente optamos por algo más clásico para ver palmar a Alonso en Abu Dhabi, un restaurante segoviano (Los Arcos) para comer un poco de cochinillo y cordero lechal junto con unas buenas cañas bien tiradas (Madrid da gusto para eso) y unos callos madrileños. Veredicto: le daré sólo un aprobado ya que me esperaba más del cochinillo y el cordero, aun estando bueno, no es el de Burgos… 

No tuve la oportunidad de prodigarme por los estrellados, no siempre se puede… sí que intenté ir a Edulis, del cual me han hablado muy bien, alta cocina a buen precio (menu degustación por unos 50 euros), pero hay que reservar con tiempo ya que el local es pequeño. Lo dejaremos para la siguiente visita…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Restaurantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s