SANTI SANTAMARIA, GRACIAS POR TODO


El día de hoy acaba con la triste noticia del fallecimiento de un grande de la cocina española. La noticia ha cogido a todo el mundo por sorpresa ya que se trataba de una persona relativamente joven, 53 años. Un ataque al corazón mientras se encontraba en Singapur, en el restaurante Santi, que dirije su hija, ha sido la causa de tan triste suceso. 

Santi se dio a conocer por su famoso restaurante Can Fabes en Sant Celoni, con el que obtuvo su primera estrella en 1988, alcanzando las 3 en 1994. Además, tenía dos estrellas en su sucursal en Madrid, Santceloni, con Óscar Velasco en los fogones, una por el restaurante Evo, una especie de platillo volante de cristal posado en la cima del hotel Hesperia Tower en Barcelona y, por último, otra por el Tierra de Torrico en Toledo. Además, ahora se había centrado en sus restaurantes en el extranjero, el Ossiano, que abrió en 2008, en la isla artificial The Palm de Dubai y el mencionado Santi, en Marina Bay Sands de Singapur, que había inaugurado en 2010.

También se dio a conocer para el público general con la publicación de su libro “la cocina al desnudo” en 2007, en el que criticaba la cocina experimiental y el uso de ciertos aditivos e ingredientes no naturales en la cocina moderna, un dardo particularmente enfocado a la cocina de Adriá. Este hecho y la forma vehemente de exponerlo le enfrentó a muchos de sus colegas, aunque últimamente las aguas corrían más tranquilas. 

Santi defendía una cocina del producto y del territorio, manteniendo la tradición, pero dándole un toque de actualización a nuestros tiempos. Tal vez fuera de los que mejor se adaptaban al concepto estrella michelín de los franceses, y por eso obtuvo tantas estrellas tan rápidamente. Por lo que cuentan de él, debía ser todo un carácter que no dejaba indiferente allí donde iba.

Personalmente, reconozco que no ha sido su cocina la que más me atraía en un principio de entre los grandes chefs españoles, ya que me daba la impresión de que no me iba a sorprender demasiado, un poco lo que me pasó con Berasategui, aunque últimamente me había planteado ir al Santceloni de Madrid, posiblemente el mejor restaurante de la capital junto con la Terraza del Casino.

En definitiva, sirva este post para darle las gracias por lo que ha dado al mundo de la cocina.

Descanse en paz.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Adostiempos/ideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s