LA GALA DE LOS CHEFS


Parece que uno de los efectos de la ya manida globalización ha sido la creación de personajes (lo digo sin tono despectivo) mediáticos, cuya imagen es más importante que su trabajo en sí. Me refiero a aquella gente que cobra más en derechos de imagen que por su actividad profesional o empresarial por la cual se hicieron mundialmente conocidos. Ejemplos los hay a patadas, el más claro, David Beckham, los más actuales, Justin Bieber o Lady Gaga y, en el mundo de la cocina, Ferrán Adriá.

Es sorprendente que el mejor restaurante del mundo cobre sólo unos 250 euros por darte un festival de 25 platos (me refiero al Bulli). Es un precio al alcance de todo el mundo para un servicio tan exclusivo. Mirad el precio de la mejor suite del mundo (o de cualquier 5 estrellas), la tarifa horaria de cualquier abogado reconocido o lo que cobra cualquier decorador o arquitecto de prestigio, sin que estén entre los mejores del mundo.

El mundo de la publicidad juega con la sociedad encauzando nuestros gustos hacia lo que más rentabilidad produce. De esto se dio cuenta hace tiempo Ferrán, convirtiendo su cocina molecular en un escaparate de cara al exterior. El negocio no está en el restaurante, está en la imagen. El último paso lógico ha sido el cierre del Bulli (negocio ciertamente poco rentable) para pasar a dedicarse plenamente a su faceta de ente mediático que convierte en oro lo que toca. Que conste que no se trata de una crítica, sin duda es un genio por lo que ha aportado y por la proyección que le ha dado a este maravilloso mundo de la alta cocina.

Esta extensa reflexión sirve para introducir la pasada gala de la revista Restaurant, que cada año que pasa se convierte en un show más importante que, si bien publicita a las figuras de los fogones, se aleja, para mi gusto, de la esencia y el espíritu del arte de la cocina. Creo que gente como Arzak o Bras representan la vieja escuela, más preocupados por sus clientes que por recibir este premio o aquel galardón. Con su edad ya no necesitan satisfacer su ego y la época mediática les ha pillado a contrapié.

Los premiados sin duda los conocéis si habéis visto las noticias:

http://www.theworlds50best.com/awards/1-50-winners

Por cierto, hablando de egos, con el ascenso del Can Roca al segundo puesto (me alegro de su éxito) y la confirmación de Noma en el number one ya puedo decir que he comido en los dos mejores restaurantes del mundo…en fin, esta lista es muy subjetiva y, por tanto, bastante injusta. Seguro que son todos los que están, pero es imposible establecer un orden mínimamente paritario. Sin ser ni mucho menos perfectas (ver post anterior), las estrellas michelín me parecen más adecuadas para valorar la calidad de un restaurante.

Feliz Semana Santa.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Adostiempos/ideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s